miércoles, 2 de febrero de 2011

La Presentación del Señor al Templo

Intoducción

La fiesta de la presentación del Señor al templo se celebra el 2 de febrero en las iglesias ortodoxas de calendario gregoriano y el 14 de febrero en las iglesias ortodoxas de calendario antiguo (la iglesia rusa, por ejemplo). Siguiendo la narrativa de san Lucas, “cuando se cumplieron los días de la purificación” (Lc 2:22), la fiesta se celebra 40 días después del nacimiento de Jesús.
                En la tradición de la Iglesia Ortodoxa existe una magnífica gama de representaciones iconográficas de esta celebración, la cual está basada principalmente en el relato de Lucas 2:22-38. Es por ello que en este artículo voy a explicar la relación directa que el ícono tiene con este pasaje del Evangelio. La imagen que he escogido para la interpretación es la de Andrei Rubliev (s. XV). Me ha atraído su armonía de colores pasteles y la intensidad de la presencia de sus personajes. En todo caso no difiere en mucho a las representaciones del arte bizantinas.
                Puesto que el ícono refleja directamente un único pasaje del Nuevo Testamento, antes de comenzar con la explicación les propongo su lectura. Cabe remarcar desde el inicio que la oración de Simeón el Anciano, tal como se la conoce en la tradición ortodoxa, forma parte del servicio diario de las vespertinas (“Ahora despides a tu siervo…”, Lc 2:29-32) y es repetida con fervor por todos los creyentes. También la Iglesia Romana incluye esta oración conocida en latín como el nunc dimittis pero lo hace en el servicio de las Completas (la oración de la noche).