jueves, 6 de enero de 2011

El ícono de la Epifanía y sus orígenes bíblicos

Introducción

El ícono de la epifanía representa particularmente el momento en que Jesucristo inicia su vida pública a través del bautismo de san Juan en el rio Jordán. Su texto bíblico de referencia se encuentra en Mateo 3:13-17 con sus respectivos paralelos en Mc 1: 9-11, Lc 3: 21-22 y Jn 1:32-34:
13 Entonces Jesús vino de Galilea al Jordán, donde estaba Juan, para ser bautizado por él.  14 Pero Juan se le oponía, diciendo: -Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú acudes a mí?  15 Jesús le respondió: -Permítelo ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces se lo permitió.  16 Y Jesús, después que fue bautizado, subió enseguida del agua, y en ese momento los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma y se posaba sobre él.  17 Y se oyó una voz de los cielos que decía: "Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia".
El prototipo de ícono que hemos escogido para su explicación es la imagen de la Epifanía de Novgorod de fines del s. XV y principios del s. XVI. Sus elementos son comunes a sus similares griegos y se registran desde el s. IX.
Vamos a proceder a explicar cada una de las personas y los símbolos representados y a dar aquellos fundamentos bíblicos que reflejan la riqueza de contenido que tiene esta imagen.