martes, 21 de diciembre de 2010

El contenido bíblico del ícono de la natividad

El ícono de la natividad representa no sólo la escena del nacimiento de Cristo sino una serie de hechos relacionados con la fiesta, enlazándolos unos con otros para aportar a la formación espiritual del creyente que ora frente a esta imagen. El icono contiene varios momentos de la narración evangélica, conformando así un evangelio expresado en formas y colores. Sin lugar a dudas, es la imagen central la que capta la atención del espectador y en ella se encuentra la Virgen con el niño en un pesebre. Las escenas secundarias muestran a los magos de viaje siguiendo la estrella, la anunciación a los pastores,  la duda de José y el lavado del niño.
 El prototipo del ícono que aquí representamos está atestiguado en obras de arte de los siglos cinco y seis aunque no llegará a su forma final hasta el siglo nueve, un siglo después de la iconoclasia. En tal período el ícono de la natividad comenzó a sintetizar el texto del condaquio de la fiesta de navidad:
Hoy la Virgen da a luz al que supera toda esencia; y la tierra le ofrece una gruta a Aquel, a quien nadie puede acercarse. Los ángeles y los pastores le glorifican, y los magos guiados por la estrella vienen en camino. Hoy ha nacido para nosotros un Nuevo Niño que es el Dios Eterno.
A los elementos mencionados en este condaquio se le han agregado algunas escenas inspiradas en escritos no bíblicos tales como el lavado del niño y la escena de la duda de José que fueron agregados en las esquinas inferiores del ícono indicando así su importancia secundaria por su procedencia exterior al canon bíblico.
A continuación vamos a comentar sobre los elementos bíblicos propios de este ícono y sobre la manera en que han sido representados. Cada escena será comentada por separado para facilitar su comprensión y finalmente diremos algunas palabras de las escenas provenientes de la tradición posterior a los evangelios.

sábado, 24 de abril de 2010

La Luz Sagrada entre devoción popular y verdad evangélica


El día lunes 19 de abril de 2010 el Padre Georges Masuh, doctor en teología y cura párroco en el Arquidiócesis Ortodoxa de Monte Líbano publica en su columna semanal del diario ANNAHAR (LA JORNADA: www.annahar.com) un artículo titulado "La Luz Sagrada y el verdadero milagro" en referencia a la emanación de la Luz Sagrada del Sábado Santo en la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén.
El artículo es breve, escrito en un árabe moderno muy estilizado pero con oraciones cortas y elocuentes. Masuh acostumbra a escribir con un fuerte acento crítico sobre todo tipo de comportamientos comunitarios o individuales que considera retrógrados o poco constructivos para la sociedad y la iglesia.

sábado, 20 de marzo de 2010

El Megalinario de la Virgen y los Salmos (Lc 1:46-55)



1. Introducción
El himno de María en Lucas 1:46-55 ha marcado la liturgia cristiana en sus diferentes familias y tradiciones. El megalinario o magníficat pertenece al servicio diario de las matutinas de rito bizantino. En la iglesia latina se lo reza todas las vísperas. El himno conserva una gran afinidad con los otros tres himnos del evangelio de la infancia de Lucas: el benedictus (Lc 1:67-79), el gloria (Lc 2:13-14) y el nunc dimittis (Lc 2:28-32). Todos estos himnos están presentes en los servicios diarios de la liturgia bizantina y dan testimonio de la gran influencia que la obra de Lucas ha tenido en la constitución del culto cristiano.

Siempre se ha dicho que el himno está inspirado en el cántico de Ana de 1Sam 2:1-10 (Brown, 358-60). Pero por otra parte pocas veces se ha tematizado la relación de este hermoso himno con el libro de oraciones de la Iglesia por excelencia que es el libro de los Salmos y que es el libro más citado por el himno. Esto es lo que estudiaremos más detalladamente en el artículo, no sólo por las citas evidentes sino también por la estructura y el contenido teológico central del himno.

domingo, 28 de febrero de 2010

La Palabra de Dios en la Divina Liturgia


El término liturgia (en griego: obra del pueblo) es un concepto importante en la vida diaria de los cristianos ortodoxos. Con liturgia se designa el conjunto de oraciones comunitarias que el pueblo ortodoxo celebra en todos sus aspectos: textos, lugares, tiempos, símbolos, gestos y utensilios. La liturgia es el servicio de adoración que ofrece el pueblo a Dios.
Y de entre todos los servicios litúrgicos, el más importante es el del sacramento de la Eucaristía, al que llamamos La Divina Liturgia (el equivalente romano sería la misa) por ser ahí donde se conmemoran los fundamentos de la enseñanza cristiana y se recibe el sacramento divino de la comunión con el Señor. Este servicio es el que con más claridad refleja el verdadero sentido del culto cristiano y, por su valor sacramental y su frecuencia de celebración, es el eje central de todas las oraciones comunitarias.
Este artículo estudia el lugar que la Biblia tiene en la Divina Liturgia a fin de comprender mejor la presencia de la Biblia entre los miembros de la comunidad de fieles.

domingo, 21 de febrero de 2010

La oración de Manasés. Un llamado a la penitencia



1. Introducción

Este sucinto documento de quince versículos es un importante testimonio de cómo los cristianos orientales de los primeros siglos interpretaron los textos del Antiguo Testamento y la dinámica con que se movía el canon de las escrituras en las comunidades cristianas. Esta oración se repite día a día en el servicio de completas de la Iglesia Ortodoxa para el período de cuaresma y refleja en mucho la devoción del pueblo ortodoxo por la penitencia en el ciclo cuaresmal (del Triodio, como también se le dice).
Basándonos en los estudios modernos, afirmamos que la oración de Manasés fue escrita en una comunidad judía de habla griega. Se sugiere Antioquía, sobre todo, por su fuerte relación con la Didascalia (comienzos s. III). La obra fue escrita para instar a los dirigentes de las comunidades creyentes a no caer en la idolatría y a arrepentirse de tal pecado. Esta oración, a pesar de su contenido canónico, no formó nunca parte del canon del Antiguo Testamento ni fue parte de los manuscritos de la versión de Los Setenta. Solamente el manuscrito Alejandrino la contiene en las Odas puestas como apéndice a los Salmos. Se deduce, en común acuerdo con la mayoría de los críticos, que esta oración fue escrita durante el siglo I a.C. (Denis 678).

domingo, 14 de febrero de 2010

Los cánones del servicio de matutinas (orthos) en la iglesia ortodoxa


Bajo este título quiero referirme a la naturaleza bíblica del canon que es el eje central del servicio de oraciones matinales en el rito bizantino. Todos los que participamos de estos servicios y los celebramos sabemos que los cánones consisten de 9 odas que están encabezadas por un irmos y por un grupo de 3 o cuatro troparios (el ultimo tropario es generalmente un teotoquio -dedicado a la Virgen) . San Juan Damasceno fue sin lugar a duda el primer creador de estos cánones y el responsable de su difusión. el cánon más importante del Damasceno es el de Pascua y es uno de los mas bellos que se han escrito en todos los siglos. Si quieres saber más a cerca de la evolución de los cánones te recomiendo Andrew Louth St John Damascene. Oxford University Press, 2002, pp. 256ss.